¿Por qué la Información vale Dinero?

Seguramente a cada uno se nos ocurrirán múltiples respuestas, tan variadas y diferentes como nuestra imaginación, personalidad y otros muchos factores permitan…

Sin embargo, lo que nadie ha dudado, ni por un instante, es que la información pueda valer DINERO…

Esto es un hecho, realmente, por lo que no tendría mucho sentido tener la más pequeña duda.

Hace varios siglos, Maquiavelo, decía que siempre que hay alguien dispuesto a “ofrecer algo” acabará encontrándose con alguien interesado en lo que ofrece…

Nicolás, por desgracia, no tuvo la suerte y gran ventaja de conocer Internet. Sin embargo, como hombre notable y, probablemente adelantado a su época, no tenía la menor duda sobre el valor de la información… y comprendía muy bien, por cierto, las leyes de la oferta y la demanda.

De vuelta en el mundo actual, para centrar definitivamente el tema que nos ocupa en el marco que le corresponde, la información es probablemente más valiosa que nunca.

Debido a la gran explosión tecnológica que posibilita en la actualidad la comunicación prácticamente sin ningún tipo de limitaciones, dotándonos ademas de eficaces herramientas para ello, se podría afirmar con casi total seguridad que la información es -en estos momentos de la historia del ser humano- más VALIOSA que nunca.

¿Por qué?

Porque es posible acceder a ella:

cada vez más gente puede tener acceso a casi cualquier información, creando de este modo un amplio y vasto mercado emergente, ávido de productos informativos.

Porque es posible trasmitirla FÁCILMENTE:

En la edad Media, algunos monjes, dedicaban la totalidad de su vida simplemente a copiar manuscritos de Grandes Obras con el objetivo de que pudieran conservarse, sobrevivir al paso del tiempo y que sus conocimientos no se perdiesen, tal vez, para siempre…

En la actualidad cualquier niño de 13 años puede descargarse en menos de un día una cantidad de datos seguramente muy superior a la obra del monje durante toda su vida y compartirlos con sus amigos … ¿No es realmente increíble la diferencia, el salto tecnológico?

¿Pero qué Información puede ser valiosa?

Pues bien, volviendo a lo que decía Maquiavelo, cualquier información que tengamos seguramente resultará interesante o valiosa -hasta el punto de pagar por ella- para alguna otra persona que la necesite. Así de simple…

Si traducimos esto a nivel mundial -gracias a Internet- seguramente estaremos hablando de muchas otras personas…

Ahora bien, ¿Cómo podemos hacer saber a esas personas que nosotros disponemos de la información que ellos necesitan? ¿Cómo podemos encontrar a esas personas? ¿De qué manera les enviaremos la información prometida? ¿A través de qué soporte dispondrán de esta información?…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *